Última Hora

Argos es un perro de raza fila brasileño, miembro de la Unidad Canina del Organismo de Investigación Judicial (OIJ).

El animal está entrenado para detectar restos de personas y sangre humana, por lo que ahora es el principal encargado de la búsqueda del cuerpo de Allison Pamela Bonilla Vásquez.

Desde muy temprano, este viernes, las autoridades del OIJ, Cruz Roja, equipos especializados y Argos retomaron la revisión en el cauce del Río Reventazón, así como en dos de las terrazas del botadero donde habrían lanzado el cuerpo de la joven de 18 años.

“Él está especializado en lo que es detección de restos humanos. Ahorita lo que hicimos fue hacer un rastreo a nivel del piso para determinar si efectivamente hay algún tipo de indicio acá relacionado con la muchacha que estamos tratando de ubicar”, aseguró Jackson Madrigal, de la Unidad Canina del OIJ.

La inspección se llevó a cabo en horas de la mañana; sin embargo, hasta este momento no hay resultados positivos.

El miércoles anterior, el OIJ decidió suspender la búsqueda en el botadero clandestino debido a la complejidad del terreno y la dificultad para encontrar indicios entre tantos desechos.

Ante esta situación, cada institución involucrada realizó un reporte para que la fiscala a cargo del caso definiera los pasos a seguir. Esa estrategia se comunicará oportunamente.