Última Hora

Funcionarios de Recope que decidieron quedarse trabajando y no participar de las manifestaciones contra el plan fiscal, han sido amenazados e incluso ya se dio el caso de un ataque a balazos a dos de ellos.

Se trató de un ataque perpetrado a un grupo de funcionarios que cuando estaban en sus viviendas en Limón, unos sujetos llegaron y abrieron fuego a sus casas, causando, afortunadamente, solo daños materiales.

De acuerdo con Alejandro Muñoz, presidente ejecutivo de Recope, el OIJ ya investiga lo ocurrido para dar con los responsables.

Muñoz asegura que han tenido todos los días, de una manera muy reiterada, amenazas al personal que está laborando.

“Ayer en la noche dispararon a la casa de dos funcionarios en Limón, esto indica que las dimensiones de esas amenazas son más allá de una manifestación por derechos laborares.

Esto es peligroso, nos han apedreado, vehículos de la empresa y cisternas que hacen fila en los planteles”, aseguró.

Por su parte el Ministro de Seguridad, Michael Soto, mencionó que esta es una situación donde pudo haber muerto gente inocente, y que ya se le está saliendo de las manos a los mismos sindicatos.