Última Hora

Al menos 20 policías fueron detenidos, la madrugada de este martes, como sospechosos de pertenecer a una organización dedicada al contrabando de licores.

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) realizó 13 allanamientos simultáneos en Limón y Alajuela para detener a estas personas.

Tras la investigación, los agentes lograron determinar que se trata de una organización dedicada hacia varios meses al contrabando de licores desde Panamá.


Su base de operaciones está ubicada en Bribri de Talamanca, donde extraían licor que compraban en almacenes de Panamá sin pagar los impuestos correspondientes. 

El alcohol era enviado a Limón por medio del Río Sixaola y en nuestro país era recibido por la organización.

Este era ingresado a Costa Rica sin pagar las cargas tributarias.

El licor era almacenado en bodegas ubicadas en Limón y San Rafael de Alajuela, para luego ser distribuido a diferentes locales comerciales.

Los oficiales de las diferentes delegaciones de la Policía Administrativa están ligados al caso ya que, al parecer, la organización les pagaba para que avisaran cuando se harían operativos en la zona o para que evitaran la revisión de ciertos vehículos involucrados.

Además de los 20 policías, otras 11 personas han sido detenidas, entre ellas el líder de la organización: un hombre de 44 años.

El OIJ aseguró que entre marzo y octubre decomisaron a esta organización alrededor de 44.600 unidades de licor de contrabando, valorado en 27.400 dólares.

Las personas serán investigadas por supuesto contrabando, asociación ilícita, cohecho propio, incumplimiento de deberes y enriquecimiento ilícito.