Última Hora

Al menos 20 gatos conviven con los privados de libertad recluidos en la cárcel Nelson Mandela de San Carlos.

Muchos podrían estar entrenados para transportar drogas y celulares como el felino descubierto el domingo anterior.

Cripy, es el más cachorro de la comunidad de gatos que habitan el centro penal.

Convive en uno de los ámbitos de indiciados, los mismos reos lo alimentan y cuidan.

No es el único, durante una visita de Telenoticias este miércoles un privado de libertad nos mostró otro ejemplar.

Minutos después salió del pabellón a de indiciados con otro gato más.

Según las estimaciones de la Policía Penitenciaria, en esa cárcel podrían convivir con los privados unos 20 gatos, que ingresan y salen del penal muy fácilmente debido a su destreza y rapidez.

El pasado domingo los policías penitenciarios capturaron a uno de esos gatos que ya había sido visto con anterioridad dentro del penal.

Debido a la cercanía de la calle con la cerca perimetral era relativamente fácil para el animal ingresar con la carga de polvo blanco que cargaba.

Haciendo un recorrido por la cárcel observamos tazas con agua y pan que los privados lanzan a los gatos para alimentarlos.

Según los oficiales, es prohibida la permanencia de animales en la celda, pero también es complicado por la estructura del penal impedir el ingreso.

Telenoticias supo que la fiscalía investiga a varios grupos en esa misma cárcel dedicados al tráfico de drogas y no de descarta que utilicen animales para ingresar la marihuana o la cocaína.

El gato capturado este domingo fue entregado al zoológico de La Marina en San Carlos.