Última Hora

El adulto mayor a quien fue brutalmente agredido tras ser confundido con un delincuente perdió la dentadura y afirma que llegará hasta las últimas consecuencias.

La tragedia para este vecino de Heredia inició el 22 de julio cuando fue a San José a realizar un mandado.

El guarda de una venta de celulares y un colombiano lo interceptaron en vía pública para reclamarle el robo de una computadora.

Sin entender lo que pasaba la víctima accedió a ir con los sujetos hasta el local y cuando entraron las dependientes dijeron que era él quien había robado el artículo.

“Todos dijeron: ‘¡él es el ladrón!’, inmediatamente comenzaron a golpearme, a darme de patadas y de pronto me empujaron, me echaron agua, después sentí que me punzaban con algo muy fuerte en la espalda, al grado que yo me sentí impotente totalmente.

“Me tiraron al suelo y ahí siguieron dándome, a razón que yo solo levantaba las piernas para que no me golpearan y con las manos me protegía la cara”, relató la víctima.

Uno de los daños más graves la sufrió el adulto mayor en la dentadura, pues la perdió por completo, pero, también sufrió otras lesiones.

“Las piernas yo no las aguantaba, las tenía como dormidas, por la cantidad de golpes que me dieron, fue demasiado, eran varios”, agregó.

El hombre de 70 años asegura que sufre un trauma que le impide dormir, además de los daños físicos que tiene. “No logró dormir, tuvimos que acudir a médicos para que me trataran”.

Esta víctima de la confusión de dos hombres asegura que llegará hasta las últimas consecuencias.

“Yo ya fui a declarar al OIJ, estamos en el proceso, los agentes vinieron y fuimos a reconocer a los sujetos”, dijo.

El ofendido lamenta que las personas tomen represalias por su cuenta y espera que se haga justicia.

“Es lamentable la situación, así como me lo hicieron a mí, son capaces de hacérselo a cualquier otra persona, yo soy un adulto de 71 años y es lógico que los golpes de una persona joven lo lastimen más a uno”, concluyó.

El caso del adulto mayor está en investigación por parte de la Fiscalía de delitos contra la integridad física quien ya detuvo a los sospechosos.