Última Hora

Por José David Domínguez

Un extranjero acusado de golpear e intentar violar a una costarricense salió del país con la complacencia del tribunal penal  de Puntarenas.

Al hombre le pidieron el pago de 5.000 dólares y la promesa de volver para ser enjuiciado.

Las imágenes son contundentes –ver video adjunto– así quedó el rostro de una ciudadana costarricense que recibió una brutal paliza por parte de un norteamericano el pasado 11 de setiembre.

Al sospechoso de apellido Allen lo detuvieron minutos después en las cercanías del hotel donde se hospedaba.

El juzgado penal de Puntarenas decidió imponer medidas cautelares como impedimento de salida del país tal y cómo lo solicitó la fiscalía.

Sin embargo 5 días después el tribunal cambió de posición y en una audiencia oral revocó las medidas cautelares.

El extranjero prometió que volvería para ser enjuiciado y pagó los 5.000 dólares.

Según el abogado Alberto Castillo, la fiscalía intermedió para que el acusado arreglara con la víctima y nunca notificó de las audiencias.

El proceder del tribunal genera indignación en los sectores que defienden a la mujer.

El abogado de la mujer señaló irregularidades en la medida ya que el turista no tiene arraigo en el país por lo que existe un inminente peligro de fuga.

Sobre este hecho el Instituto Nacional de la Mujer aseguró que no hará referencia por estar bajo investigación.