Última Hora


La familia de María Luisa Cedeño, asesinada en un hotel en Manuel Antonio, asegura que el crimen se trató de un acto de violencia de género y "descarga de odio" hacia la mujer.

En conferencia de prensa, la familia y un excompañero de trabajo de la anestesióloga hablaron del crimen.

Recordaron a Cedeño como una gran persona y profesional,  calificaron su muerte como una pérdida irreparable.

Los abogados reconocen que las diligencias judiciales del Ministerio Público y Organismo de Investigación Judicial (OIJ) avanzan con celeridad. En el proceso se han realizado 18 pericias técnicas.

Según los representantes legales, hay pruebas suficientes para vincular a los tres sospechosos del homicidio de apellidos Bodaan, Miranda y Herrera.

Otro aspecto que llama la atención es que, tras el crimen, el cuerpo habría sido movido de lugar dentro de la habitación del hotel La Mansión Inn.

Sus abogados también desacreditaron versiones que señalaban que María Luisa Cedeño fue invitada al hotel o tenía amistad con alguno de los sospechosos. Lo que sí recalcan es que hay prueba suficiente para determinar que participaron al menos tres personas en el crimen.

El asesinato de la doctora ocurrió el pasado 20 de julio. Por este caso, las pesquisas judiciales llevaron a detener a tres sospechosos.

Harry Bodaan, de 69 años y dueño del hotel, descuenta arresto domiciliario mientras se investiga. También se detuvo a dos hombres más de apellidos Herrera Martínez y Miranda Izquierdo, ambos descuentan seis meses de prisión preventiva.

Los abogados de la familia de la anestesióloga aseguran que aún faltan más pruebas por obtener y diligencias pendientes, debido a que la fase de investigación apenas comienza.