Última Hora

A 96 personas las han sorprendido intentando salir del país con pruebas falsas para detectar el COVID-19.

Además, se identificaron a 56 usuarios que modificaron el resultado que se les dio en el laboratorio.

Quienes lo hagan se exponen a una pena de prisión de hasta seis años. Sin embargo, si la persona reconoce la falta basta con realizar un depósito de dinero para una causa benéfica.

Posterior a esto, es obligatorio realizarse la prueba para confirmar si es portador o no del virus.

Los encargados de realizar estas diligencias son los oficiales del Servicio de Vigilancia Aérea del Ministerio de Seguridad. Funcionarios que, además, se encargan de realizar traslados de pacientes  y de vigilar desde el aire que se cumplan las medidas sanitarias.

Las labores las realizan en los aeropuertos internacionales ubicados en Alajuela, Guanacaste y Limón.