Última Hora

Una mujer fue condenada a 36 años de prisión por matar y quemar a una menor embarazada.

La Fiscalía Adjunta de Género logró demostrar que la sospechosa estuvo ligada con el crimen de la joven 17 años, quien era vecina de Rincón Grande de Pavas.

La adolescente fue encontrada sin vida en enero del 2019, calcinada en un lote baldío en San Jerónimo de Moravia.

La estudiante del Cindea de Pavas tenía poco más de seis meses de embarazo. Su familia interpuso una denuncia tras no saber de su paradero desde el 24 de enero de ese año.

Según el juez que dio lectura al por tanto, la hoy culpable tomó del cuello a la víctima, haciendo que perdiera el conocimiento.

Luego, junto a un hombre, la trasladó hasta la zona de Calle Tornillal, en San Jerónimo de Moravia, donde le produjeron lesiones al cuerpo y a su bebé, ocasionándole la muerte a ambas.

Por estos hechos, la Fiscalía también acusó a un hombre de apellidos Ugalde Guadamuz, exnovio de la joven asesinada. Sin embargo, por situaciones ajenas al Ministerio Público, el sospechoso no podía presentarse a la sala de juicio, por lo que se elaboró un testimonio de piezas con el fin de que se realice un nuevo debate en su contra.

Mientras la sentencia queda en firme y se señala fecha para el debate en contra de Ugalde, ambos permanecerán en prisión preventiva.