Última Hora

Los 20 oficiales de la Fuerza Pública detenidos este martes, tras varios allanamientos realizados en Limón y Alajuela para desarticular una banda dedicada al contrabando ilegal de licor, quedaron en libertad y sin medidas cautelares.

Por este caso fueron detenidas 31 personas, todas sospechosas de participar en los hechos.

La Fiscalía confirmó que 24 de los detenidos quedaron en libertad y sin medidas cautelares, entre ellos los policías.

Sin embargo, se determinó que siete de los sospechosos deberán de cumplir medidas cautelares para permanecer vinculados al proceso penal. Estas medidas se les dictarán durante la tarde de este miércoles.

“Los involucrados son de apellidos Sandoval Matamoros (líder del grupo), Jiménez Saravia (encargado de logística, enlace con contactos policiales), Jiménez Saravia (hermano del anterior, encargado de extracción y acarreo de licor), Sandoval Matamoros (distribuidor de licor en locales comerciales de Alajuela), Al Yasir (acarreo de licor y buscador de cartera de clientes), Soto Herrera y Vásquez Castillo (receptores del licor para su distribución, colocadores de etiquetas falsas)”, detalló el Ministerio Público.

La banda será investigada por supuesto contrabando, asociación ilícita, cohecho propio, incumplimiento de deberes y enriquecimiento ilícito.

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) realizó 13 allanamientos para su desarticulación. 

Almacenaban el licor procedente de Panamá en bodegas ubicadas en Limón y San Rafael de Alajuela, para luego ser distribuido a diferentes locales comerciales.

A esta organización se le han decomisado alrededor de 44.600 unidades de licor de contrabando, valorado en unos 27.400 dólares.