Última Hora

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) detuvo a diez policías, sospechosos de pertenecer a un grupo criminal, durante un operativo de allanamientos a escala nacional este martes.

Al parecer, el grupo delictivo habría reclutado a oficiales del Ministerio de Seguridad Pública para introducir mercancías ilegales por la frontera sur del país. 

La Policía Judicial detalló que los detenidos, presuntamente, generaban reportes falsos para desviar la atención de las autoridades cuando el grupo criminal trasladaba los productos ilícitos por el territorio nacional.

Video: 


La Policía Judicial realizó 12 allanamientos en viviendas en Río Claro, Ciudad Neily, Pérez Zeledón, Santa Cruz de Guanacaste, Limón, Osa, Paso Canoas y Cuesta de Corredores en la Zona Sur.

“La investigación por este caso inició en 2019, luego de que la Policía Judicial recibiera información confidencial de que los oficiales le permitían a un grupo el ingreso y transporte seguro por el país, de licores y pólvora de contrabando, así como droga que luego era enviada por diferentes rutas a sectores del Valle Central y Guanacaste”, dijo el OIJ.

Según la investigación, los policías realizaban labores de inteligencia y se aseguraban de que el grupo pudiera transportar las mercancías de forma segura para evitar operativos policiales.  

“En apariencia, los oficiales de Fuerza Pública y Fronteras, en ocasiones, generaban reportes falsos que ocurrían en otros lugares para desviar a los policías y que el grupo pudiera hacer el traslado de la mercadería de forma segura”, indicó la Policía Judicial.

En el radar de las autoridades desde 2019

La policía le ha seguido la pista a este grupo desde 2019. Ese año, decomisaron 4.713 cervezas y 736 botellas de licor mientras el grupo trasladaba la carga por vía terrestre en la Zona Sur. Además, en diciembre de 2019 se decomisaron 60 mil unidades de pólvora ilegal traídas de Panamá.                                                                                        

Otro caso importante vinculado a la organización delictiva ocurrió en junio del año pasado en Playa Piñuelas de Osa. Ahí se decomisaron 885 paquetes de cocaína en una embarcación. Esa vez se detuvo a siete personas y encontraron ocho armas de fuego tipo AK 47, un fusil de asalto y cinco pistolas de nueve milímetros.

Hasta el momento, la policía ha detenido a 16 personas de las 19 que conformarían el grupo delictivo. Se les investiga por delitos de contrabando de licores y pólvora, infracción a la Ley de Psicotrópicos y delitos funcionales de corrupción a funcionarios públicos.

La organización tiene dos presuntos líderes: un masculino ya detenido en Corredores y otro más detenido en su casa en Ciudad Neily.

App Teletica