Última Hora

A este momento Saprissa es irreconocible. Al menos con Wálter Centeno tenía una idea pulida, un equipo sólido y consolidado. Pero ahora con Roy Myers el equipo es camaleónico y desconocido.

Esa poca identidad de juego provocó una vez más que los morados cayeran 1-0 esta vez ante el antiguo colero del certamen, el Sporting FC.

Y decimos antiguo, pues gracias a los tres puntos conseguidos ante los morados ahora se marchan del último lugar y le dejan ese pleito a Pérez Zeledón.

Saprissa está lejos de ser un equipo sólido e incluso ni le da para meter miedo.

Sporting aprovechó ese timorato cuadro morado y le faltó el respeto e incluso amenazó con mandarlo de vuelta a Tibás con un marcador más abultado.

El único tanto del partido lo marcó Bryan Vega quien aprovechó una pelota filtrada tras pase hacia atrás para definir ante Alejandro Gómez al minuto 26.

Vega dejó grandes sensaciones en el ataque en parte ante la novel defensa morada que tuvo a Douglas Sequeira como central en lugar de Esteban Espíndola en el banquillo.

Además, utilizó al joven Samuel Maroto en el mediocampo, esto tras las lesiones de Mariano Torres y Ricardo Blanco.

Pero pese a cumplir ya con la norma Sub21 que exige el campeonato, los juveniles morados no pesaron en el juego y esto lo supo aprovechar el equipo dirigido por José Giacone.

Todavía se puso más cuesta arriba el partido para los morados tras la expulsión de Daniel Colindres por un codazo desde el minuto 15 lo que mermó por completo las aspiraciones visitantes.

Myers apostó como refresco por la nueva camada de futbolistas con un Davis como abanderado, pero más bien lo único que generó fue una reacción molesta de los suyos, como lo fue el gesto desenfadado de Michael Barrantes al salir de cambio. La situación en el camerino no parece andar bien. 

La derrota compromete a los morados que se quedan con 19 unidades al igual que tres equipos más: Herediano, Jicaral y San Carlos; todos ellos por un único boleto, por lo que la lucha se pone al rojo vivo.

Pero la mala racha morada va más allá, pues aún no saben lo que es ganar como visitantes en el torneo, además acumulan cinco partidos sin victoria en el certamen. Su último triunfo fue ante Herediano el pasado 22 de febrero.