Última Hora

Aunque es uno de los equipos que presentan mejor volumen de juego, el benjamín Sporting sucumbió por marcador de 2-1 ante el Saprissa, en partido de reprogramación por la jornada 4 del Apertura 2020.

Para el estratega, Randall Row, la aclimatación en la máxima categoría es lenta, por lo que algunos de sus jugadores les cuesta la toma de decisiones y la definición en momentos claves de los compromisos.

“Esto lleva un proceso, tenemos tres meses de estar en Primera División con un equipo joven, que le falta roce y malicia que tienen jugadores consagrados como los tiene Saprissa en este momento”, destacó el estratega.

Similar a partidos anteriores, Row se fue a casa con buena impresión de jugar contra el campeón nacional sin temores, pero con el sinsabor de la derrota que los deja en la cuarta posición del Grupo B con 10 puntos, a siete del líder Cartaginés.

“No soy conformista, me crie en una raza de ganadores, no estoy contento por las derrotas, pero también hoy me voy con la cabeza en alto. Saprissa tiene jugadores que no te perdonan.

“Soy del pensamiento de que cuando se juega bien se está más cerca de ganar”, añadió el estratega, quien no piensa variar su filosofía.

Sporting recuperó para el duelo ante los morados a Juan Bustos Golobio, quien fue el encargado de convertir el gol del descuento en tiempo de reposición.

Según Row, el regreso de Montenegro, así como de los seleccionados, Jostin Salinas y Justin Daly, “el equipo volverá a retomar el ritmo”.

El fin de semana irán con todo en busca de puntos al ‘Fello’ Meza, en el duelo correspondiente por a jornada 10 del Apertura 2020.