Última Hora

El técnico Randall Row se enfrenta en este momento a la decisión más difícil desde que asumió las riendas del conjunto de Sporting en 2016.

El estratega josefino deberá descartar algunas fichas que fueron vitales en el ascenso a la máxima categoría para abrirle espacio a las nuevas incorporaciones de cara al Apertura 2020.

“Lo más complicado es dejar jugadores fuera, futbolistas que tenían una ilusión también de competir en otro nivel.

“Ya hablé con ellos y vamos a tratar de no dejarlos tirados, que esa decisión que estoy tomando sea alivianada con la posibilidad de colocarlos en otros equipos y darles la oportunidad de crecer más en Segunda para volverlos a retomar a futuro si lo hacen bien”, destacó Row.

El técnico también explicó el perfil de los refuerzos que empezarán a presentar a partir de este miércoles.

“Buscamos jugadores jóvenes que tengan experiencia en Primera División, quiero un equipo fresco, alegre, que le guste jugar bien al fútbol, pero que cuando no tenga la pelota todo mundo corra”, agregó.

Row espera que su equipo siga atrayendo a los aficionados y se ilusiona con observar el Estadio Ernesto Rohrmoser a reventar una vez que pase la pandemia.

“Hemos logrado un sentido de pertenencia en Pavas y zonas aledañas, ya son cuatro años de trabajar de cerca con la comunidad, donde también hay un plan social para esta comunidad tan vulnerable, ayudando a jóvenes por medio de la herramienta del fútbol para que surjan”, acotó.

Los futbolistas de Sporting iniciarán este miércoles los trabajos pensando en el debut con la toma de pruebas médicas y físicas en las instalaciones deportivas de la Universidad Nacional (UNA) en Barreal de Heredia.