Última Hora

Los futbolistas del Santos de Guápiles se llevaron tremenda sorpresa este martes a su llegada al entrenamiento en horas de la mañana, pues fueron víctimas del hampa.

Los hechos se habrían presentado en horas de la madrugada, cuando los delincuentes ingresaron a las instalaciones del estadio Ebal Rodríguez para sustraer algunas pertenencias de los jugadores.

“Se metieron a robar en el sector del estadio donde guardamos nuestros implementos de entrenamiento (tenis- tacos- sandalias)”, publicó Kenny Cunningham en una publicación en su cuenta de Instagram.

El futbolista incluso pide colaboración a los pobladores de la zona para que “denuncien o informen a los propios jugadores o personas administrativas del club si observan a alguna persona ofreciendo en venta algunos de los implementos deportivos”.  

Ante la consulta de Teletica.com, en el departamento de prensa no negaron lo sucedido, aunque informaron que por directriz de la dirigencia no se referirán al tema.