Última Hora

Tras la polémica de las multas económicas que deberán pagar Alajuelense y Herediano debido a que sus jugadores se abrazaron durante los festejos de sus anotaciones, el Consejo Director de la Unafut pidió revisar otras celebraciones de esa misma fecha.

En la primera jornada a la Liga y al Herediano se les cobró una multa de ₡500.0000 debido a que varios jugadores se brincaron el protocolo y se abrazaron durante sus festejos de los goles.

Sin embargo, representantes de ambos clubes y la propia prensa criticó a la Unafut, ya que en otros festejos también se intercambiaron abrazos. Recordemos que el protocolo de Salud del fútbol nacional durante la pandemia prohíbe este tipo de acciones.

Ante esto, el Consejo Director pidió investigar también los festejos del Saprissa y de San Carlos.

“Solicitar al Tribunal Disciplinario de la Federación Costarricense de Futbol que conforme al artículo 78 inciso 3) del Reglamento Disciplinario, valore la posibilidad de sanción del hecho ocurrido en el partido celebrado el 15 de agosto en el Estadio Ricardo Saprissa, entre ese club y el equipo de Limón F.C, en el cual en el minuto 64 el deportivo Saprissa anota su primer gol y los jugadores Jimmy Marín y Johan Venegas se abrazan entre sí con lo cual estaríamos en grado de probabilidad ante la falta tipificada en el artículo 54 quater en la sección de faltas graves, número 7.

“Solicitar al Tribunal Disciplinario de la Federación Costarricense de Futbol que conforme al artículo 78 inciso 3) del Reglamento Disciplinario, valore la posibilidad de sanción del hecho ocurrido en el partido celebrado el 16 de agosto en el Estadio Cívico Jicaraleño, entre Jicaral Sercoba y AD. San Carlos, en el cual en el minuto 86 el equipo AD. San Carlos anota un gol y los jugadores Jefry Valverde Rojas y Javon Romario East se abrazan entre si con lo cual estaríamos en grado de probabilidad ante la falta tipificada en el artículo 54 quater en la sección de faltas graves, número 7.“, citan los documentos enviados por el Consejo Director.  

De considerar el tribunal que se cometió una falta, el Consejo Director solicita al Tribunal Disciplinario valorar la posibilidad de aplicar la sanción prevista para esos casos en el reglamento.