Última Hora

La presencia de varios casos positivos de COVID-19 en el plantel de San Carlos obligaría a aplicar un protocolo de salud distinto al presentado desde mayo anterior por la Unafut.  

Incluso tampoco se podrían aplicar las nuevas medidas que pide el ente regulador del fútbol nacional al Ministerio de Salud y que consiste en solo aislar a los jugadores y el resto de involucrados de un plantel, ya que los norteños presentarían más de cinco casos positivos.  

Según el doctor Esteban Campos, médico del Saprissa y coordinador de la Comisión Médica de la Unafut, a los norteños incluso no se les podría programar partidos por más que solo se aíslen a sus futbolistas y administrativos positivos, pues la situación es más complicada.

“A San Carlos no se le puede programar porque no tiene con que competir, por eso se complica, pero no se puede implementar el protocolo por el número de casos. Cuando tienes cinco o seis casos hay una inequidad deportiva y el club se apegó al reglamento, porque en este momento si hay un número importante de jugadores comprometidos. Después de los estudios del médico del equipo y Ministerio de Salud se podrá tomar una medida”, mencionó Campos al programa Teletica Deportes Radio.

Los norteños no dieron a conocer la cantidad de casos positivos pues prefieren mantener la discreción al tratarse de varios miembros de su plantel. Lo que sí está confirmado es que tanto la parte deportiva como administrativa presentan positivos. Todos se encuentran sin complicaciones.

Esto obliga a que el monitoreo y el trato con los norteños sea diferenciado y distinto al que ya habían presentado con el Cartaginés y Saprissa debido a que la cantidad de casos es más grande.

“Lo más lógico es dar seguimiento a los negativos porque cuando se involucran cantidades importantes de personas positivas sería irresponsable seguir. La situación de San Carlos lleva seguimiento, amerita que se le dé un manejo diferenciado, pues el protocolo se activaría si hubiesen sido pocos casos”, mencionó.

Campos también aclaró la situación con respecta a los abrazos y las celebraciones, pues en otros países se observan celebraciones en conjunto y no reciben sanciones como en nuestro fútbol.

“Tenemos que poner los pies en la tierra que no estamos al nivel de Europa. Si nosotros sometemos a los jugadores cada 14 días tendríamos que empeñar el fútbol nacional por su alto costo.

“En Europa hay abrazos y celebraciones más efusivas porque allá se les hacen pruebas a todos los jugadores cada dos semanas y entonces ellos están asegurados de que no tienen nada, por eso lo pueden hacer”, añadió.

El coordinador de la parte médica de Unafut aseveró que el mundo ideal sería testear a los futbolistas cada 14 días, pero esto es imposible.

Además, explicó que en las grandes ligas de Europa como en España los jugadores firmaron un contrato en el que no pueden salir de sus casas solo para acudir a los encuentros, así como que los partidos se pueden suspender solo si se presentan más de tres futbolistas positivos y solo por una vez, de volver a suceder, el equipo deberá jugar sí o sí, pero sin sus futbolistas afectados.

San Carlos es hasta el momento el club que más casos positivos ha presentado desde que reinició el fútbol en mayo anterior. Anteriormente se presentaron tres casos en el Cartaginés y otros tres en el Deportivo Saprissa.

Los norteños guardan una cuarentena desde el viernes anterior y no podrán disputar las siguientes tres fechas del Apertura 2020.