Última Hora

Alajuelense no especuló. Era el juego de más morbo de la fecha y con mucho compromiso, la Liga derrotó 1-0 a San Carlos, una victoria que hace que Saprissa se frote las manos pues podría acomodar la clasificación morada el próximo domingo.

Por si fuera poco, los rojinegros, líderes del certamen, enfrentarán al cuarto lugar, que podría ser el mismo Deportivo Saprissa, que ahora depende de sí mismo para entrar. Así de irónico es el fútbol en ocasiones.

El partido fue muy trabado. La Liga puso a una combinación de cachorros con alguno que otro hombre de experiencia.

Pese a eso, Alajuelense no desentonó y ambos equipos dieron un bonito espectáculo, pese a que los manudos ya estaban clasificados y amarrando el liderato.

El juego hasta sirvió para que se le hiciera un homenaje a Álvaro Saborío, quien militó por seis meses con los rojinegros y consiguió la ansiada 30.

Sin embargo, el propio Saborío fue protagonista más adelante, al desperdiciar un penal que atinadamente detuvo Miguel Ajú, el gran protagonista de la noche.

Ajú tuvo la calma para esperar con calma al experimentado ariete y adivinó el remate de penal al 42’, tras una inexistente falta de Alexis Gamboa, quien no sigue fino en la saga manuda.

Cuando la paridad parecía un buen negocio para ambos, apareció un chispazo del hondureño Bryan Félix quien se animó a ir al ataque y mandó un remate que fue desviado en el camino para poner el 1-0 definitivo al 75’.

Festejo la Catedral, festejó la Cueva y hasta festejó el Fello Meza, pues el gol metió automáticamente al Cartaginés a las semifinales.

Sin duda un gol al que le sobraron gritos y que podría definir las llaves de semifinales, duelos que serán hasta el mes de junio.

De momento, Saprissa respira paradójicamente gracias a su enemigo de toda la vida, pues iguala con los norteños con 31 puntos, pero los sancarleños arrastran un castigo que en caso de empate los dejaría fuera automáticamente.

¡Fecha imperdible el próximo domingo!

Youtube Teletica