Última Hora

En algunas ocasiones hemos hablado sobre lo perjudicial que puede ser rodearnos de personas tóxicas.

Pero ¿qué sucede cuando los tóxicos somos nosotros mismos?

Muchas veces el tóxico interior puede hacernos más daño que cualquier otra persona, y por esa razón pasamos autosaboteándonos constantemente.

En otras palabras, nosotros mismos nos hacemos la zancadilla, para caernos y no lograr lo que en algún momento planeamos o soñamos.

Lo que es más triste, es que cuando nos damos cuenta otros aprovecharon la oportunidad que nosotros dejamos ir.

¿Cómo evitar caer en este peligroso autosabotaje?

¿Cómo dejo de ser tóxico conmigo mismo?

La psicóloga Catalina Cárdenas nos acompaña para comenzar la mañana hablando sobre este tema.

Agradecemos a la psicóloga por su colaboración. Si usted desea contactarla puede hacerlo al número: 2201-7201.