Última Hora

Los clásicos infantiles de los 90 siguen sucumbiendo a la censura y a los cuestionamientos sociales sobre violencia de género: el famoso animé “Dragon Ball” no se escapa de ello.

En Argentina, el popular programa “Dragon Ball Super” salió del aire tras la intervención oficial del Ministerio de las Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual de Buenos Aires.

Según relatan los medios como La Nación Argentina, la denuncia indica que algunas partes de la serie muestran escenas de abuso y sometimiento hacia la mujer.

La denuncia hace referencia al episodio 91 de la serie, cuando el Mestro Roshi le pide a Puar que se transforme en una hermosa jovencita y aprovechar para tocarla.

Otra polémica escena de Dragon Ball es cuando Oolong se transforma en la adolescente Bulma para mostrarle al Maestro Roshi sus senos.

“Estas representaciones, transmitidas en la pantalla de un canal que se ubica como la primera señal infantil de cable y alcanza a las y los niños de entre 4 y 11 años con cable (según datos IBOPE Media Argentina), configura un acontecimiento que las y los expone a la violencia simbólica”, señalo el Ministerio de las Mujeres argentino.

“El episodia en cuestión escenifica una multiplicación de detalles morbosos: la adolescente encerrada con el adulto Roshi diciendo que no reiteradas veces y tratando de escapar -dando claras muestras de que no hay consentimiento-; el Maestro, en su lugar de poder, diciendo que no puede detenerse, que es más fuerte que él; mientras que los demás personajes miran desde afuera no interviniendo en la situación”, agrega el comunicado.

Las autoridades argentinas indicaron que tanto Cartoon Network como Warnermedia se mostraron receptivos con los señalamientos y manifestaron su preocupación, por lo que decidieron sacar la serie del aire y editar no solo el capítulo, sino toda la serie, por si en un futuro decidieran volver a transmitirla.

App Teletica