Última Hora

Por Lau Sin Spoilers | Laureen Fernandez Revista Level Up

Esta película es una especie de secuela doble, tanto para Kong: La isla calavera, como para Godzilla: Rey de los monstruos. Esta vez, y como en la mítica película de 1962 “King Kong contra Godzilla”, presenciaremos el enfrentamiento entre dos épicas, poderosas y majestuosas bestias, que de la mano de un presupuesto brutal para efectos especiales y la dirección de Adam Wingard, esperan conquistar las taquillas y el corazón de los espectadores. 

La historia nos cuenta como Godzilla y Kong, dos de las fuerzas más poderosas de un planeta habitado por aterradoras criaturas, se enfrentan en un espectacular combate que sacude los cimientos de la humanidad. Monarch se embarca en una misión de alto riesgo y pone rumbo hacia territorios inexplorados para descubrir los orígenes de estos dos titanes, en un último esfuerzo por tratar de salvar a dos bestias que parecen tener las horas contadas sobre la faz de la Tierra.

Esta película es lo que se conoce como un evento cinematográfico, marca un antes y un después no solo dentro del conocido “monsterverso” sino en la cultura popular y ahí es donde radica el éxito de la cinta. La misma sabe venderse para un público que conozca o no conozca de las tramas anteriores y se destaca porque que lograr crear empatía entre el espectador y estos seres, incluso mucho más que con los humanos involucrados.

Este último es uno de los puntos débiles de la cinta, las historias paralelas de los humanos dentro de la trama carecen de sentido algunas veces, especialmente del lado de “Godzilla”, sin embargo, considerando la cantidad de minutos que tienen en pantalla, se les perdona. También porque del lado de “Kong” la historia es muy genuina y más interesante. Otro aspecto invisible pero clave de la película, es el sonido que va de la mano con estos momentos épicos y memorables que tratan de darnos como espectadores. 

Finalmente decirles que es una película llena de referencias y aunque el guion tenga algunas sorpresas muchos de nosotros podemos predecir el final de esta cinta (o a lo mejor no), por eso la recomendación es ir al cine y ser parte del monsterverso en pantalla grande.