Última Hora

Jose Muñoz Geek-Orama

Basada en hechos reales, este jueves 1° de octubre llega a los cines el filme "Escape de Pretoria" del director inglés Francis Annan, con Daniel Radcliffe de actor principal y en los papeles secundarios los actores Daniel Webber, Ian Hart y Mark Leonard Winter. 

Relata la historia de Tim Jenkins y Stephen Lee, dos activistas antiapartheid que son encarcelados por divulgar información que promovía la equidad de razas en Sudáfrica en 1979.

La mayoría de la trama se lleva a cabo dentro de la prisión de Pretoria, exclusiva para personas de raza blanca. La película hace un excelente trabajo por medio de su cinematografía en recalcar el sentimiento de encierro y desesperación que sufren todos los personajes.

De los detalles más destacables es el excelente trabajo de su diseño sonoro, el director prefiere prescindir en muchas secciones de la música y jugar con los elementos propios de la acción, exaltando la respiración, el sonido de las rejas, las cerraduras, todo movimiento que genera un sonido se ve subrayado: van creando capas y capas que generan cada vez más tensión, aumentando el pulso de los espectadores.

Esta obra es una oda a la fuerza de voluntad, a luchar por los ideales poniendo en riesgo todo, pero el director lo maneja de una forma elegante, sin ser sobre dramático, con un excelente ritmo, combinando los momentos de tensión con las secciones de introspección de los personajes principales. 

A pesar de que la línea narrativa principal es la proeza de este grupo de prisioneros por retomar su libertad, la reflexión sobre la injusticia y la segregación racial permanece constante durante toda la historia.

Esta película cumple todo lo que se propone, entrega una historia concreta, no crea expectativas de más, Daniel Radcliffe demuestra que tiene mucho más para entregar como actor que lo que la gente puede recordar. Este filme es una grata sorpresa si buscás una película que te mantenga cautivo durante toda su duración y te deje con una reflexión al dejar la sala: después de todos estos años, ¿la lucha por la igualdad racial realmente está terminada?