Última Hora

Este 20 de mayo se celebró el Día Mundial de las Abejas y se recuerda la importancia de su conservación y protección, un insecto que cumple con un rol importante en el ambiente, pues es el mayor polinizador del mundo, tarea fundamental para la existencia de frutas y verduras.

Aunado, las abejas producen la miel que es un alimento rico en vitaminas y minerales, y el único del mundo que se conserva por tiempo indefinido. 

Conscientes de la importancia de estos insectos, Westin Reserva Conchal, W Costa Rica y Reserva Conchal en alianza con los productores nacionales Blue Zones Nicoya iniciaron un apiario, con el fin de proteger a las abejas, obtener un producto de alta calidad y al mismo tiempo, generar empleo para personas de comunidades vecinas.

El proyecto alberga a unos 5 millones de abejas, distribuidas en 60 colmenas; las cuales se encargan de polinizar aproximadamente 3 mil hectáreas de bosque y, por tanto, contribuyen a la continuidad de los diferentes ecosistemas.

“En este apiario se genera una miel única por su ligera acidez, característica del polen de los manglares, y por su color, que varía de acuerdo con la floración del bosque en cada época del año.

“Este es además un ejemplo de encadenamientos sostenibles, al desarrollar un proyecto que genera empleos, preservas flora del sitio y expone tanto su proceso como el producto a la población”, dijo Gabriela Meza, gerente de Ambiente, Salud y Relaciones Comunitarias de Reserva Conchal.

Otra característica de esta miel es que es un producto 100% natural, una miel cruda, es decir, que va del panal al envase, sin pasar por proceso de pasteurización, para no perder nutrientes en el producto final.

La provincia de Guanacaste es la mayor productora de miel de abeja en el país.