Última Hora

En el pueblo de Belén donde nació Jesús solamente quedan 8.000 cristianos, de 40.000 que vivían hace 60 años.

Vamos a conocer Nazareth y Belén, pero también la opulencia con la que vivía el rey Herodes, quien mandó la matanza de los inocentes.

Estuvimos en la costa mediterránea en cesárea marítima. Aquí el rey Herodes construyó un gigantesco puerto y un lujoso castillo, unos 25 a 13 años antes del nacimiento de Jesús.

En cesárea marítima vivía Poncio Pilato, el prefecto romano que se lavó las manos ante la crucifixión de Jesús. También estuvieron aquí dos apóstoles.

Fuimos también a los sanitarios del palacio. Asombra la construcción de este acueducto de piedra y arcilla que ordenó Herodes hace más de 2.000 años.

Lo empezaron a construir los judíos y lo terminaron los romanos. Mide 18 kilómetros y traía agua desde los manantiales de Samaria a unos 40.000 habitantes en Cesárea. Una verdadera obra de arquitectura.

Estuvimos en la región del desierto de Judea para conocer Masada, otra de las obras que destacaron a Herodes el grande.

Este rey vasallo del imperio romano se caracterizó por construir fortalezas que garantizarán su seguridad. En Masada hizo un castillo en la cumbre de una montaña. Pero este poderoso rey de Israel se sintió amenazado ante el nacimiento de Jesús.

Estamos ahora en Belén. En el corazón de esta ciudad está la Basílica de la Natividad. Uno de los santuarios más visitados en Tierra Santa por miles de fieles de todo el mundo.

Aquí, hace más de 2.000 años nació Jesús en una cueva conocida como Portal de Belén.

La construcción del santuario se hizo sobre la cueva y bajando gradas los fieles llegan hasta el lugar del nacimiento y encuentran una estrella.

Este templo, al igual que muchos en Tierra Santa, está en manos de tres religiones: la apostólica armenia, la ortodoxa griega y la católica.

Y es que, aunque usted no lo crea, en Tierra Santa la religión cristiana es la más pequeña.

A unos 120 kilómetros de Belén, al norte de Judea, estamos ahora en Nazareth de Galilea. El pueblo donde creció Jesús.

Hoy es una pequeña ciudad bastante moderna, pero con una villa que revive los tiempos de Jesús porque conserva todas las antigüedades. El sepulcro, los oficios, la prensa para sacar aceite de olivo y la vestimenta de aquel tiempo.

Este miércoles conoceremos el Monte de las Bienaventuranzas, el río Jordán y el Mar de Galilea.

Observe todos los detalles en el video adjunto.