Última Hora

“Un sueño hecho realidad”: eso significa para Kurt Vargas trabajar en la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA, por sus siglas en inglés). El costarricense de 36 años labora como contratista (principal mechanical engineer) en el Goddard Space Flight Center en la ciudad de Greenbelt, Maryland, en las afueras de Washington D.C., Estados Unidos.

Sus responsabilidades consisten en dar soporte a la misión OSAM-1 (nave espacial diseñada para probar la recarga de satélites en órbita), tanto en asesoramiento y recomendación de soluciones, como en diseño de mecanismos, documentación de procedimientos, manejo de diferentes pruebas o ensamblaje.

Para llegar a donde está ahora, el camino no fue fácil. Kurt Vargas, oriundo de Pavas, San José, supo, desde que tenía nueve años, que quería ser ingeniero y luchó hasta conseguirlo.

“A los 16 años empecé el proceso para poder venir a estudiar a los Estados Unidos con la ayuda de una familiar que vivía en Maryland, en ese entonces. Unos meses después de cumplir 18 años, tuve la oportunidad de moverme a Maryland permanentemente para comenzar mis estudios universitarios. Mis dos primeros años estudié con ayuda financiera de mi familia y los siguientes años por medio de préstamos que saqué para pagar mis estudios. 

"Por muchos años, he trabajado en el sector privado para, entre otras cosas, repagar esas deudas, pues la educación en los Estados Unidos es muy cara, especialmente para estudiantes internacionales”, comentó el ingeniero a Teletica.com.

Sus trabajos previos fueron importantes para lograr una oportunidad en la NASA.

“Trabajé por más de 10 años diseñando muchos tipos de máquinas y mecanismos para el sector automotriz y dando entrenamiento en muchos estados de los Estados Unidos y México. Mis máquinas también están siendo utilizadas en fábricas en Europa y Asia. También fui gerente de Ingeniería y jefe de un equipo de diseñadores para una compañía en Baltimore, por varios años. Toda esa experiencia me abrió las puertas para poder aplicar para el trabajo en el centro Goddard”, relató a este medio.

¿Qué es lo que más le gusta de trabajar en la NASA? Vargas dice que su parte favorita es estar rodeado de expertos, de quienes aprende todos los días. “Poder ser testigo del desarrollo de las mejores tecnologías en el mundo es inigualable”. En esa institución, el tico quiere contribuir en todo lo que pueda, dentro de su área de experiencia (el diseño de mecanismos).

“La NASA es un lugar donde las ideas fluyen y hay una búsqueda diaria de las mejores soluciones que se puedan encontrar a nivel mundial. Hay mucho que aprender y mucho que contribuir”, resaltó.

En un par de meses, el tico cumplirá en Estados Unidos la misma cantidad de tiempo que vivió en Costa Rica, alrededor de 18 años y medio. Asegura que lo que más extraña de nuestro país es la naturaleza. “Maryland es un estado muy bonito, con muchos bosques, arboledas y parques, pero ninguno se compara a nuestros parques nacionales y bellas playas”.

Luchar por los sueños

“Mi recomendación para todas las personas que quieren venir a estudiar y trabajar en los Estados Unidos es aprender inglés al nivel más avanzado que se pueda y lo más pronto posible. Hoy en día hay muchos recursos, incluyendo muchos gratis como Duolingo, para aprender el inglés. Como ingeniero, es indispensable poder ser elocuente para facilitar el aprendizaje y la colaboración de información técnica”, concluyó el ingeniero tico.

Spotify TeleticaRadio