Última Hora

Un momento de descuido, la negligencia de los padres y la inocencia de un niño son las principales causas de las quemaduras con pólvora.

El solo hecho de tener pólvora en la casa y que los menores tengan acceso a ella implica un acto de irresponsabilidad.

Más aún cuando los niños no saben cómo manipularla y las consecuencias que trae.

En los últimos diez años, 46 niños se quemaron con pólvora, principalmente durante las fiestas de fin y principio de año.

Uno de los casos más dolorosos que vivió el país se dio en Curridabat en diciembre del 2001 cuando tres niños murieron víctimas de una explosión de pólvora.

Un cuarto niño sufrió graves quemaduras que le provocaron la muerte meses después.

Todo se dio cuando los menores ingresaron a un cuarto lleno de pólvora y encendieron una mecha.

El suceso fue tan doloroso que aún el Cuerpo de Bomberos y el Hospital de Niños recuerdan lo ocurrido.

Aunque no todos los casos terminan en muerte, el Hospital de Niños recuerda que las quemaduras por pólvora son sumamente dolorosas y dejan consecuencias nefastas en sus víctimas.

Las quemaduras son de segundo y tercer grado además de amputaciones de miembros en los cuerpos del niño.

El consejo de las autoridades para los padres es no utilizar pólvora de ningún tipo durante las fiestas navideñas.

Recuerde que según los especialistas ninguna pólvora es inofensiva y que una pequeña chispa puede generar un enorme daño.

En nuestra próxima entrega: ¿Cómo denunciar la venta ilegal de pólvora? Y cómo diferenciar la pólvora permitida de la ilegal.

Observe más en el video adjunto.