Última Hora

Un 22 de abril de 1991 la vida cambiaría para los habitantes de Limón, cuando al ser casi las 4:00 p. m. un terremoto de 7.5 grados sacudió a la provincia caribeña.

Hace 24 años de aquella devastadora fecha que dejó 48 muertos y 586 heridos.

El terremoto duró 37 segundos, fue tal la fuerza que se liberó que la plataforma continental se levantó metro y medio y le robó al mar 15 metros, muchas especies marinas quedaron al descubierto.

Uno de los tanques de Recope se incendió, los rieles de la línea del tren quedaron retorcidos, muchas carreteras desfiguradas, puentes en el suelo, casas completamente abatidas y el arrecife coralino expuesto.

10.000 viviendas quedaron inhabitables.

Uno de los principales retos fue la atención de los pacientes, cuando el hospital Tony Facio quedó dañado.

Los doctores tuvieron que improvisar salas de operaciones en el rompeolas.

24 años después, Limón ha borrado muchas de las cicatrices. Aunque la marca en la costa le sigue haciendo pensar en ese 22 de abril de 1991 y deja la pregunta ¿cuándo volverá a ocurrir?