Última Hora

El ganador de 1.000 millones de colones del Gordo Navideño 2010 fue víctima de estafa, extorsión y hasta estuvo al borde de la muerte por un problema de salud.

Él asegura que el premio no le brindó tranquilidad, al contrario: lo califica como “emocionalmente devastador”.

Ese instante le cambió la vida a un hombre a quien llamaremos “Juan”.

Él tenía un entero del número ganador: 1000 millones de colones, pero horas antes del sorteo regaló tres pedacitos. Se dio cuenta que era ganador mientras estaba en un lavacar esperando su vehículo.

De la noche a la mañana se convirtió en millonario. Hoy reconoce que el dinero, aunque le permitió solucionar algunos aspectos de su vida, también se la complicó.

“Juan” también tuvo problemas de salud. Él quería ayudar a muchas personas y decirles que no le causaba mucha ansiedad.

La Junta de Protección Social (JPS) conoce bien esta problemática. Por eso, busca implementar un programa para guiar financieramente a los ganadores de la lotería nacional.

Si la suerte lo favorece el próximo domingo, será mejor que tome en cuenta los siguientes consejos:

  • no revele que usted es el ganador, ni siquiera a personas cercanas.
  • no renuncie a su trabajo ni cambie su estilo de vida radicalmente en cuestión de horas.
  • busque ayuda de expertos en temas financieros para evitar negocios peligrosos.
  • no tome decisiones a la ligera.

Y si no resulta ganador, no se desanime: al final, la inversión que hizo en lotería servirá para ayudar a muchas instituciones de bien social.