Última Hora

Pese a que la ley lo prohíbe, es fácil constatar que en muchos locales comerciales se les vende licor a menores de edad. Los expertos advierten que los adolescentes no solo recurren a esta vía para comprar alcohol, sino que también utilizan nuevos e insospechados métodos para embriagarse sin ser descubiertos por sus padres.

La moda de los jóvenes en otros países no es una realidad ajena a Costa Rica. Quienes lideran las atenciones en el IAFA, aseguran que las tendencias de introducir licor en partes íntimas y en los ojos, ya es conocida por los menores en nuestro país.

Conversamos con dos menores que se encuentran internados en Casa Jaguar, un centro de rehabilitación del IAFA, quienes cuentan cómo llegaron al mundo del alcoholismo, y además, logramos comprobar que quienes venden licor, no siempre solicitan cédula de identidad a personas que posiblemente no superen los 18 años.