Última Hora

La dueña del taller donde simularon arreglar motos de la Policía de Tránsito sostiene que el encargado del equipo le pidió facturas en blanco y también dinero a cambio de seguir con los contratos.

A este pequeño sitio en el antejardín de una casa le han adjudicado licitaciones en los últimos años por más de 1.000 millones de colones.

El encargado de equipo de la Policía de Tránsito y quien tenía amplias potestades para el arreglo de motocicletas figura como el principal sospechoso en este caso de arreglo ficticios con fondos de caja chica.

Se trata de Mario Arroyo, con casi 30 años de trabajar en este lugar, según dicen sus superiores

Aunque Arroyo es el principal sospechoso de estos hechos no se descartan vínculos de otros funcionarios de la policía.

Los detalles en el video adjunto.

Más información en la primera parte de esta serie de reportajes.