Última Hora

Don Rubén Ballestero, de 100 años, y don Fidencio Octavio Fernández Álvarez, de 101, son dos centenarios que comparten el mismo día de nacimiento y el mismo pueblo.

Nacieron con un año de diferencia: el 19 de agosto de 1920 y 1921. Ambos son vecinos de San Mateo de Alajuela.

"¿Cuál es el secreto para llegar a su edad?", se le consultó a don Rubén. "Comer coyoles y leche de coyol. Viera que rica, mi mamá la sacaba", respondió el centenario.

A él le encanta trabajar la tierra y, con frecuencia, visita una milpa para realizar diferentes siembras. Su única molestia es una hernia, que le apareció ya mayor.

Por su parte, don Octavio, padre de nueve hijos, fue boyero, sembró arroz, frijoles y maíz. Actualmente, vive con su esposa, doña Mélida Portugués Soto, quien tiene 90 años.

Este adulto mayor casi no escucha, pero está muy bien de la vista y le encanta caminar. “Hay que estar en movimiento todo el tiempo”, aseguró.

Ambos centenarios se conocen de toda la vida y entre sus casas solo hay tres kilómetros de distancia.

Repase sus historias en el video adjunto.

Youtube Teletica