Última Hora

Si ya de por sí el cambio climático estaba aumentando el hambre en el mundo, ahora el COVID-19 la está agravando. Mientras tanto la empresa privada y la academia trabajan en Costa Rica para mejorar la forma en como se producen los alimentos que la combatirán. 

A nivel internacional la compañía Bayer a través de su división Bayer Crops, se centra en distintos frentes: desde la creación de transgénicos hasta la edición del genoma. También formulan productos químicos y biológicos para la aplicación a los cultivos. Esto último lo realizan en el país centroamericano.

El propósito de todas las técnicas es lograr producir más en menos cantidad de tierra y volver las plantaciones más resistentes a las inclemencias del clima y a las plagas. Universidades como la EARTH, Universidad de Costa Rica (UCR) e Instituto Tecnológico de Costa Rica (TEC), también trabajan en sus propias investigaciones.

En el reportaje adjunto, se expone la urgencia que tiene el planeta de innovar en la agricultura, profundizando en estas investigaciones, con miras a la erradicación del hambre en en el planeta.