Última Hora

Este es el proyecto de ampliación y rehabilitación de la Ruta Nacional 1, carretera Interamericana Norte, Limonal- Cañas.

Una obra de vital importancia para el desarrollo del país de tan solo 21 kilómetros, pero presenta los mismos problemas de siempre en la construcción de obra pública: mal planificadas, con pocos estudios.

Sobre la marcha se van corrigiendo problemas y se hacen casi eternas y con un costo mucho mayor.

Una gestión deficiente que se arrastra desde el inicio. La poca planificación se hace evidente conforme avanzan las obras.

Estos 21 kilómetros se construyen con un préstamo del BID de casi 600 millones de dólares que incluye varias obras y para este trecho se destinaron 89.896.049 de dólares. Está a cargo de la empresa española Azvi, misma que construye también la carretera playa Naranjo- Paquera y que tiene más de un año de atraso.

Limonal – Cañas incluye la reconstrucción de la carretera existente y la construcción de una nueva calzada de dos carriles para dejar la vía total a cuatro carriles, dos por sentido. Además, la construcción de la intersección en Limonal hacia la Ruta 18 y cinco puentes nuevos de cuatro carriles y dos de tres carriles.

El plazo de las obras eran 24 meses, o sea dos años. Debió haberse entregado, según el contrato, el 17 de setiembre del 2020, pero se amplió el plazo de entrega para el 14 de abril del 2021, es decir, tendrá en esa fecha 7 meses de atraso y a finales de diciembre las obras iban con un   aproximado de avance físico del 60%.

Según algunos vecinos, esta obra tardará más de un año para que quede terminada, pues todos coinciden en que van lento y con no pocos desaciertos.

Observe todos los detalles en el video adjunto.