Última Hora

La falta de consulta y la infracción al principio de publicidad en la discusión del expediente 21.148 para el financiamiento de la Cruz Roja mediante un impuesto a los servicios de Internet, obligó a suspender la votación en segundo debate del proyecto dispuesta para este jueves.

Un oficio enviado por la Comisión de Redacción al directorio legislativo advirtió que el texto aprobado el martes en primer debate no fue consultado ni tampoco publicitado antes de su aprobación.

La advertencia de Servicios Técnicos es que, si bien el texto original sí fue consultado, los cambios de fondo que reunió la versión aprobada no, por lo que su aprobación sería ilegal.

De esta forma, el directorio acordó que antes de que el proyecto vuelva a discusión deberá ser consultado al Instituto Costarricense de Electricidad y la Autoridad Reguladoras de los Servicios Públicos (Aresep).

Hasta entonces, el expediente se mantendrá congelado.

El proyecto, dictaminado desde noviembre anterior, propone una reforma legal a la contribución parafiscal a la telefonía móvil y convencional para adaptarlo a las tecnologías actuales.

Ese impuesto, aprobado en 2008, grava con un 1% los servicios de telefonía tradicional, pero deja por fuera otros como la telefonía VoIP, el Internet (fijo y móvil) y las líneas dedicadas.

En el caso de la telefonía móvil el proyecto propone extender el alcance tanto a los servicios postpago como a los prepago.

La Cruz Roja Costarricense advirtió que el impacto de la pandemia del COVID-19 ha multiplicado las necesidades en la institución benemérita y que la caída en los ingresos sigue aumentando.

La intención de la CRC es que este impuesto le permita contratar a 300 socorristas en comités auxiliares donde no existan.