Última Hora

El Tribunal de Ética y Disciplina del Partido Unidad Social Cristiana acordó investigar al diputado Óscar Cascante por sus presuntos vínculos con los líderes de un supuesto grupo narco.

El órgano decidió de forma unánime que se investigue también otros cuatro exdiputados por esa misma causa, así como al actual regidor de Santa Ana, Ricardo Alfaro, quien es señalado por supuestamente ofrecer bonos en un proyecto de vivienda a cambio de votos.

“El Tribunal de Ética y Disciplina, en forma unánime y en firme, acordó abrir una investigación en todo este asunto denunciado por la prensa para determinar si algunas de las personas mencionadas han incurrido en alguna falta”, explicó el órgano.

Cascante, quien es ahora investigado por el Ministerio Público por el presunto delito de tráfico de influencias, fue separado temporalmente del partido y ahora hay presiones para que también renuncie a su inmunidad y enfrente las acusaciones penales en su contra.

El diputado es señalado por haber recibido en al menos 13 oportunidades a líderes de una banda desmantelada semanas atrás y que ahora permanecen detenidos.

En ese mismo caso fueron vinculados por recibir a estos mismos sujetos los exlegisladores socialcristianos Johnny Leiva, Humberto Vargas, Gerardo Vargas y William Alvarado.

“Los costarricenses sabrán diferenciar entre lo que es el accionar de una persona y lo que es un partido político. El PUSC como partido no se ha visto involucrado en ninguna forma o en alguna conspiración o algún hecho delictivo.

“Son personas puntuales las cuestionadas y esto no debería de afectar en ninguna forma ni la convención, ni la participación, ni la credibilidad de los electores con el PUSC”, afirmó el presidente del partido, Randall Quirós.

Precisamente el PUSC celebrará su elección interna el próximo 27 de junio, en la que se elegirá el futuro candidato presidencial entre la exvicepresidenta, Lineth Saborío, y los diputados Erwen Masís y Pedro Muñoz.