Última Hora

El sobreprecio que el Consejo Nacional de Producción (CNP) pagó a los productores de huevos, y con el que vendió a las escuelas del país en los últimos meses, propició una crisis en el sector, según dijeron este jueves a los diputados los representantes de la Cámara Nacional de Avicultores (Canavi).

En el seno de la Comisión de Control de Ingreso y Gasto Públicos, el director ejecutivo de la cámara, William Cardoza, explicó que el CNP llegó a pagar en junio de este año ₡1.780 a los productores por cada paquete de 15 huevos (poco menos de un kilo), cuando el precio de producción era ₡1.050 y el de venta sugerido para el mercado de ₡1.180.

En ese momento, las escuelas afiliadas al Programa de Abastecimiento Institucional (PAI) del CNP pagaron ₡1.962 por cada paquete de huevos, pero estas solo representan el 40% de la demanda en el MEP, por lo que el restante 60% recurrió a intermediarios.

“Se generó una voracidad de intermediarios que estaban buscando cómo venderles a las escuelas con ese diferencial. En el mes de junio el precio en granja rondaba ₡700 por kilo, había tal sobreproducción provocada por la distención económica que las granjas estaban vendiendo por debajo del costo de producción.

“Había 600 mil huevos de más y esta distorsión la creó, en gran parte, el sistema del CNP”, dijo Cardoza.

El director aseguró que conoció del caso de una vidriera que trabajó como intermediaria entre una granja y una escuela y que lo único que hizo fue llamar a los productores para pedirles que llevaran los huevos al centro educativo.

“Con solo una llamada hicieron millones”, denunció, al tiempo que añadió que solo por esas compras a intermediarios las escuelas llegaron a pagar ₡800 millones de más al mes.

Crisis en el sector

Cardoza explicó que el disparo en la producción para una demanda estática tuvo un impacto profundo en todos los productores, pero el principal golpe lo recibieron los pequeños y medianos, que no tenían el capital para asumir esa diferencia entre sus costos mínimos y el precio de mercado.

“Entonces a estos pequeños productores les quedaba o eliminar las gallinas o cerrar las granjas, pero eso les pasa a los pequeños, porque el grande tiene la suficiente capacidad para aguantar la crisis del mercado”, aseveró.

El director precisó que, normalmente, estas crisis duran tres meses, pero que en el caso de Costa Rica ya se ha extendido por 14.

“Por proteger a 50 granjas suplidoras del CNP estamos dañando a todo el sector”, indicó.

La cámara defendió que, si bien el sobreprecio ha disminuido en los últimos tres meses, es necesario que el mercado se abra para que más productores puedan llegar a las escuelas sin necesidad de mediadores. Los mediadores, dicen, terminan acaparando la mayor parte de las ganancias sin ningún esfuerzo.

Añadieron, además, que es indispensable que se cambie la forma en que el CNP vende el huevo y que se haga por kilo en lugar de por unidad, pues se está dando menos producto a las escuelas por el precio que pagan.

Los diputados acordaron, por este mismo expediente, llamar a audiencia a productores independientes de huevos así como a la ministra de Economía, Victoria Hernández.


Youtube Teletica