Última Hora

Jerarcas de la Dirección General del Servicio Civil advirtieron de posibles roces de inconsitucionalidad que el proyecto de marco de empleo tiene en relación con la delimitación y competencia que le da a Mideplan en el tema del reclutamiento.

Igual que han señalado otras instituciones, el Servicio Civil cuestionó la rectoría que la iniciativa de ley le da al Ministerio de Planificación en todo el proceso de contratación, evaluación y remuneración al empleo en el sector público.

Alfredo Hasbum, director general del Servicio Civil, advirtió a los diputados que el proyecto choca directamente con las funciones que por ley tiene esa entidad y que básicamente le estarán siendo arrebatadas a esta.

Olman Jiménez, miembro del cuerpo de directores de la institución, explicó que le proyecto cercena las competencias de recursos humanos que hoy tienen y aseguró que, de aprobarse tal y cual está propuesta, significaría “aniquilar” a una institución que tiene 67 años de encargarse del proceso de reclutamiento de los servidores públicos.

También cuestionaron la eliminación del Consejo de Empleo Público que define las políticas del sector, así como el rol de reclutamiento que pasaría ahora a manos del Ministerio de Educación Pública.

Los funcionarios celebraron la propuesta de un salario único para erradicar las inequidades que hoy existen en esa materia.

El proyecto de empleo público ha sido ampliamente criticado por los posibles roces que presenta a la Constitución, especialmente por la rectoría que asumiría el Mideplan.

La iniciativa, sin embargo, ha sido señalada como fundamental por el Gobierno y otros organismos como la propia OCDE como una forma de combatir las altas remuneraciones en el sector público y controlar el gasto en momentos de crisis económica.