Última Hora

El discurso del presidente Carlos Alvarado volvió a dejar en evidencia el gran pendiente de la actual administración tras tres años de gobierno: la prometida reactivación económica.

En su rendición de cuentas de este martes el mandatario se concentró en repasar los logros en materia sanitaria, educativa y de infraestructura; criticar los errores y falencias de los gobiernos previos y presionar por la aprobación del acuerdo de financiamiento con el Fondo Monetario Internacional y su agenda conjunta de reformas.

Sin embargo, se detuvo poco a plantear propuestas de reactivación económica, enfocándose en la necesidad de dar estabilidad económica en medio de la delicada situación financiera provocada por la pandemia del COVID-19.

“La retórica de dar estabilidad macroeconómica, antes de promover la reactivación está desgastada. El discurso del señor Presidente demuestra que hay una desconexión absoluta con lo que urge. Es momento de dejar de lado el pensamiento en ‘pequeñito’ y procurar un incremento económico real. Una tasa de crecimiento del 2,9% no nos va a sacar de la crisis y menos si las condiciones no están dadas para atraer mayor inversión”, precisó José Álvaro Jenkins, presidente de UCCAEP.

“Una vez más (el Presidente) nos deja sin ruta y solo con una enumeración de propósitos que no se concretan en acciones, y las únicas son acciones equivocadas. Salgo preocupado”, dijo el nuevo jefe de fracción del PUSC, Pablo Heriberto Abarca.

María José Corrales, nueva jefa de la bancada de Liberación Nacional, aseguró que es equivocado insistir en la agenda del FMI sin hablar antes de reactivación económica.

“Me genera una gran intranquilidad la falta de visión estratégica que denota el informe de labores del presidente de la República sobre la situación actual del país y sobre la forma en que se abordarán los grandes desafíos económicos y sociales que enfrenta el país”, aseveró.

Eduardo Cruickshank, jefe de fracción de Restauración Nacional, lamentó a su vez que Alvarado aprovechara su discurso para responsabilizar a otros gobiernos de la situación que enfrentan instituciones públicas sin asumir la cuota propia.

“Lamento que el Presidente responsabiliza a otros gobiernos sobre lo que sucede en algunas instituciones públicas, entre ellas Japdeva, porque el gobierno PAC no se puede sustraer de su responsabilidad de lo que sucede en el sector público, teniendo siete años de gobernar.

“Nos queda debiendo el Presidente Alvarado y el Gobierno PAC. En siete años de administración ha centrado el desarrollo en el área metropolitana y no alcanzó a la periferia del país”, dijo el limonense.