El Ministerio de Salud desmintió este jueves que existan dos casos positivos de COVID-19 en la Asamblea Legislativa, luego de que la presidencia de ese órgano así lo asegurara.

“No tenemos casos positivos por COVID-19 en la Asamblea Legislativa. Nuestro Director de Vigilancia, Rodrigo Marín, envió un correo a la Presidencia de la Asamblea Legislativa indicando que existe un contacto de un caso positivo que labora en dicha entidad, por lo que se requiere aislar a los contactos”, dijo el ministerio.

La presidencia del directorio, encabezada por Eduardo Cruickshank, había comunicado minutos antes la supuesta confirmación de ambos casos.

La diputada del PUSC, Shirley Díaz, incluso leyó el comunicado en el Plenario y le consultó a Cruickshank su veracidad, a lo que él aceptó que era cierto.

Sin embargo, minutos después su despacho envió la aclaración.

“Por un error informamos que dos funcionarios de la Asamblea fueron detectados con COVID-19. La Presidencia de la Asamblea aclara que se trata del hijo de un funcionario y la pareja de una funcionaria”.

El presidente volvió a tomar la palabra y aseguró que la comunicación del departamento de prensa “no fue la más acertada”.

El PUSC confirmó que una de sus funcionarias está siendo investigada por sospechas de la enfermedad y que se le realizó la prueba el día de ayer, mientras tanto, según dijo el jefe de fracción Rodolfo Peña, se mantendrá aislada.

Los diputados aprobaron hoy suspender todas las sesiones de la próxima semana debido al incremento de casos de COVID-19 y el endurecimiento de las restricciones sanitarias en el Gran Área Metropolitana a partir de este viernes.