Última Hora

La Sala de Casación Penal desestimó la denuncia contra el presidente Carlos Alvarado por los presuntos delitos de prevaricato y usurpación de autoridad.  

La resolución de los magistrados se tomó el pasado 22 de enero pero fue notificada hasta el día de ayer a las partes, según confirmaron los propios abogados del mandatario.

La causa hace referencia a una denuncia de 2019 donde también figuraba el exministro de Ambiente y Energía Carlos Manuel Rodríguez y en la que se acusaba a ambos por la supuesta explotación ilegal en el río Brasil de Guanacaste a raíz de una concesión minera.

“La Sala de Casación Penal ordena la desestimación de esta otra denuncia y esto nos satisface. Consideramos que estas denuncias son parte de una clara tendencia de algunos grupos de interés de utilizar el derecho penal con fines políticos, o para entrabar decisiones ordinarias de la administración. Claramente se están criminalizando las decisiones políticas”, dijeron los abogados de Alvarado, Rodolfo Brenes y Róger Guevara.

Esta es la segunda resolución favorable que emite ese órgano al mandatario en menos de 15 días, pues ayer trascendió también la desestimación de otra causa por los presuntos delitos de nombramiento ilegal en el caso de asesores de Casa Presidencial.

En ambos casos la Fiscalía General solicitó desestimar la denuncia al determinar que lo denunciado no configuraba un delito, solicitud que los magistrados respaldaron.