Última Hora

La reforma al empleo público superó este lunes el trámite de mociones de reiteración, dejando como resultado 20 cambios aprobados de 254 propuestos.

El más significativo, sin duda, fue la reincorporación de las universidades públicas y las municipalidades al proyecto, un duro golpe a las aspiraciones de la mayoría de diputados que objetan la iniciativa.

Para hoy se aprobaron los últimos cinco cambios por esa vía: el primero del oficialista Enrique Sánchez que permitirá a las universidades públicas emitir su normativa interna en la fase recursiva.

También se aprobó otra de Nielsen Pérez (PAC) que establece criterios de igualdad en los nombramientos de la alta dirección pública, de manera que se respeten esos principios en la designación de los puestos.

De la misma forma Pérez consiguió el visto bueno para que los postulados rectores que orientan el reclutamiento y selección de personal incluyan a personas menores de 35 años y otra para incluir en los procesos de selección criterios de territorialidad y origen étnico racial.

Por último se le dio el visto bueno a la moción 352, del legislador verdiblanco David Gourzong, que pretende dotar a la Dirección General de Servicio Civil de personalidad jurídica instrumental únicamente para efectos de manejar su propio presupuesto.

Con el término de las mociones de reiteración inició la discusión de las de revisión, de las que se volverán a discutir 150 en las cuales los diputados pueden hablar 5 minutos en contra y otros 5 minutos a favor.

Hoy se analizaron, y rechazaron, 15 de esas propuestas.

La reforma deberá dejar atrás esta etapa para arrancar con la discusión por el fondo y conseguir una votación en primer debate para luego ir a consulta de la Sala Constitucional.