Última Hora

El presidente Carlos Alvarado defendió este miércoles el nombramiento del exministro de la Presidencia, Marcelo Prieto, como nuevo embajador de Costa Rica en México.

Aseguró que su pasado en esa embajada es positivo para la función y el interés público y que goza de su confianza.

“El beneplácito que recibe don Marcelo de parte de México es uno de los más rápidos que se ha recibido, eso es una señal, como lo hizo saber México, que están muy agradecidos de que el embajador que estemos remitiendo sea una persona de alto perfil, cercana a la administración y que pueda hacer fluir nuestra relación con México”, dijo.

Sin embargo, cuando se le cuestionó sobre el nombramiento y las reacciones que este suscitó, su discurso cambió.

Al mandatario se le preguntó qué opinaba de las críticas que su gestión como ministro recibió y también de su nombramiento.

“¿Críticas de quién?”, cuestionó a una periodista, a lo que esta le respondió "de la oposición".

“Ese es el trabajo de la oposición, criticar”, afirmó.

Este mismo miércoles los señalamientos por ese nombramiento no se hicieron esperar en Cuesta de Moras.

“Otro claro ejemplo de lo que es la piñata del Gobierno del PAC y de cómo entre amigos se protegen y se reparten los puestos.

“El ministro de la Presidencia salió de su puesto por la obvia incapacidad de sostener una relación entre la Asamblea Legislativa y el Poder Ejecutivo, que es la principal función del Ministerio de la Presidencia, y lo premian con una embajada nada más y nada menos que en México. A la ineficiencia el Gobierno del PAC la premia con esos puestos, una vergüenza”, dijo la socialcristiana María Inés Solís.

También fustigó la decisión el independiente Jonathan Prendas. 

“Exministro polémico, imprudente, ausente, a favor del gasto, sin resultados y que salió por la puerta de atrás, será premiado con una embajada. Su gran mérito: es de la argolla. Y el PAC se vendía como el partido de la ética y el cambio”, ironizó el diputado.