Última Hora

El presidente de la Comisión Nacional de Emergencias, Alexánder Solís, salió al paso de los señalamientos que el diputado del PIN, Wálter Muñoz, le hizo por su pasado laboral con la farmacéutica Pfizer.

Luego de su mediático choque con el ministro Daniel Salas por la compra de vacunas, Muñoz, cuestionó a Solís por no reportar en su currículo que trabajó para esa compañía entre 1991 y 1992.

“Debe quedar claro que posiblemente como ha sido tradición algunas empresas tienen nexos con los gobiernos de turno, hay influencias que pueden llegar más allá y yo anticipo que este Plenario debe comenzar a investigar fuertemente los nexos de empresas con los partidos políticos y los gobiernos de turno”, dijo Muñoz.

Solís aseguró en sus redes sociales que no permitiría que “aseveraciones infundadas” siembren dudas sobre su gestión como presidente de la CNE.

“Hoy le he enviado una nota (a Muñoz) en la que detallo que mi relación con la empresa Pfizer Costa Rica se remonta a 30 años atrás, cuando fui asistente de operario de planta, trabajo que desempeñé para pagar mi educación universitaria...”, respondió el jerarca.

Muñoz ya había cuestionado al ministro de Salud si conocía de alguna persona de la CNE o de la Comisión Nacional de Vacunación que hubiera trabajado con Pfizer en el pasado.

“Puede ser que hayan tenido algún tipo de estudio, lo desconozco, pero independiente de lo que usted quiera aquí despertar una malicia, en esto participó un grupo interdisciplinario que valoró los diferentes parámetros. Pfizer ha sido el que nos ha estado entregando desde principios de año de tener más dosis para cubrir a mayor población”, dijo Salas en su interpelación.

El diputado ha insistido en que hay anomalías en la compra de vacunas del Gobierno a la farmacéutica y especialmente en su insistencia por no comprar dosis de otras marcas.

El ministro Salas lo invitó a presentar las denuncias que considerara oportunas en esa materia.