Última Hora

El Presidente de la República, Carlos Alvarado debería rendir cuentas ante los diputados por haber firmado decreto para la creación de la Unidad Presidencial de Análisis de Datos (UPAD), que encierran una multitud de errores y excesos de poder político, aseguran expertos que conversaron con Teletica.com.

“El Gobierno cometió varios errores, que no son menores, son graves”, Gustavo Araya, analista político.

Araya considera que, en primer lugar, no se debe conformar una unidad para tomar decisiones de política pública sin basarse en los datos del Ministerio de Planificación Nacional y Política Económica (MIDEPLAN) e Instituto Nacional de Estadística y Censos de Costa Rica (INEC).

Sumado a eso, mencionó que además de las inconsistencias políticas, también hay en temas legales.

“El error del Ejecutivo más grande está en el tema legal. La ley de protección de datos indica que hay información que solo puede ser conocida mediante orden de un juez (…) El Gobierno da una pésima señal”, agregó Araya.

“Esto fue un exceso que se tiene que investigar en todas sus consecuencias, y esto precisamente debe de analizarse desde la Asamblea, para ver hasta donde pudo haber llegado”, añadió.

“Pagará un alto precio político por este error”, Álvaro Ramos, exviceministro de seguridad.

Álvaro Ramos catalogó la fallida UPAD como el más grande error del Presidente de la República, Carlos Alvarado, que, además, muestra la incompetencia que tiene el equipo de Casa Presidencial.

​Por otra parte, Ramos indicó que, acceder a la información de todas las instituciones de la administración sin restricción, ni siquiera es permitido para la Dirección de Inteligencia y Seguridad (DIS), que elabora tareas de inteligencia ante señales de extremo peligro.

"Establecer coordinación entre instituciones no es igual a tener acceso a datos de empresas, iglesias y personas", agregó. 

Para este experto en seguridad, firmar este decreto sin previa consulta ni discusión, es absolutamente inconstitucional, por cualquier ángulo que se observe.

“El Presidente ha perdido la brújula”, Alejandro Barahona, internacionalista y politólogo.

Barahona explicó que este es un capítulo más que afecta la confianza y transparencia del Presidente, máxime que Alvarado no ha retirado la iniciativa y esencia de la unidad, y en su lugar optará por empezar conversaciones para que sea aceptada.

Hecho que se da a pocos días de que Alvarado expresó su anuencia por levantar el secreto bancario, y esto pesa más en estas circunstancias, agregó Barahona.

“Creo que esto no es una metida de patas del ministro, sino del Presidente, y la Asamblea Legislativa debe exigir cuentas”, expresó.

Además, el politólogo consideró que Alvarado debe de ser reflexivo y asumir con humildad el error y expresar disculpas.

“Replantearse el norte, escuchar y sentarse con los sectores que hace rato no atiende, ni siquiera a la prensa”, añadió.