Última Hora

El Presidente Carlos Alvarado aseguró este jueves que aplicar la regla fiscal como lo dice la Contraloría General de República es un “suicidio a los servicios que recibe la gente”.

En una airada comparecencia ante los medios de prensa el mandatario dijo que la interpretación que hace el ente contralor de la ley es equivocada, pues tomar como base para la contención del gasto los recursos ejecutados en lugar de los presupuestados obligaría a cerrar “entre cinco y seis” ministerios.

“Es un suicidio, no al gobierno, no fiscal, es un suicidio a los servicios que recibe la gente, esa es la discusión, esa discusión tiene que llevar un grado de sensatez.

“Yo voy a respaldar algo sensato, pero no voy a respaldar algo que termine cercenando a Costa Rica de varios brazos institucionales, porque la gente cree aquí que cerrar instituciones es un deporte (…) llevemos la discusión a la sensatez, a la rigurosidad, no al estereotipo”, dijo Alvarado con molestia.

La tesis que la contralora Marta Acosta le expuso a los diputados es que la Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas, en el apartado de regla fiscal, es clara al decir que esta se aplicará “a partir de la liquidación presupuestaria de las entidades públicas”, es decir, lo que gastó.

Esa diferencia de criterios en el presupuesto actual sería este año, según la Contraloría de ₡433.000 millones que según la propuesta de Hacienda no se recortarán.

“La anterior ministra doña Rocío y el actual ministro de Hacienda han sido claros, si se hace como plantea la Contraloría habría que bajar al menos unos ₡500.000 millones en gasto corriente, entonces la pregunta es ¿cuál cerramos de las instituciones?, y no sería una o dos, ahí estamos hablando de cinco o seis instituciones, y ni siquiera estamos hablando de autónomas, ahí son ministerios, entonces no es un tema antojadizo, hay una interpretación de la ley y corresponde a los diputados”, dijo Alvarado.

Cuestionado por cómo defiende esa interpretación si la ley es clara en hablar de presupuesto liquidado (ejecutado) el mandatario insistió en que no es así.

“Yo considero que eso no es, eso no es la interpretación como la maneja Hacienda, no lo es, doña Rocío lo dijo claramente el año pasado… Porque sería una trampa entonces, dígame cuáles son los seis ministerios que vamos a cerrar, eso impacta directamente a los costarricenses en sus servicios. Esta es una discusión no fiscalista, es de desarrollo”, finalizó.