Última Hora

El Plenario Legislativo aprobó con 40 votos a favor solicitarle al Consejo de Gobierno que destituya a Ottón Solís como director representante de Costa Rica ante le Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) por “no gozar las condiciones morales ni éticas para ostentar ese cargo”.

Esa y otras recomendaciones están plasmadas en el informe de mayoría presentado por la comisión especial que investigó el financiamiento de las campañas políticas del Partido Acción Ciudadana en 2002, 2006 y 2010.

El informe, rechazado por los 10 diputados oficialistas, también solicita la destitución inmediata de la exsecretaria general del partido, Margarita Bolaños, como garante de la ética del Gobierno por su supuesta participación en la estafa que fraguó el PAC durante la campaña del 2010 contra el Tribunal Supremo de Elecciones y por la que fue condenado a pagar ₡516 millones.

En su justificación, los diputados de la comisión aseguraron que era “materialmente imposible” que el PAC hubiera llevado a cabo esa estafa con contratos falsos sin la venia de Bolaños, y que la ganancia de ese fraude electoral fue enteramente para los tenedores de los bonos de deuda A, entre los que figuraban los hermanos y familiares de Solís.

Esta tarde, en una larga y disputada sesión, la oposición se encargó de disparar contra el PAC recordando las palabras de su fundador (Solís) cuando dijo que cualquier responsable de una estafa contra el Estado debía morir en prisión y si era un partido este debía desaparecer.

El oficialismo respondió que los resultados de esta investigación se retrasaron durante más de un año para coincidir con la época electoral y convertirse en un instrumento político para atacar al PAC en tiempos de campaña, demostrando el temor que existe en la “política tradicional” contra el partido de Gobierno.

“La comisión fracasó, fue imposible encontrar nada nuevo, un delito nuevo o nuevos responsables, en su lugar se encargaron de reposicionar el caso en tiempos electorales. Pero que se acostumbren, porque el PAC no va a desaparecer y seguirá siendo una fuerza política que representa lo mejor de la política del Siglo XXI”, dijo el jefe de fracción oficialista, Enrique Sánchez.

“La amenaza del PAC no es contra los otros partidos políticos, sino contra los ciudadanos”, respondió la liberacionista María José Corrales.

El frenteamplista José María Villalta, quien votó a favor del informe de mayoría, condenó la actuación del PAC pero aprovechó para recordarle a los diputados del PAC, PIN, PUSC, Restauración Nacional y Nueva República (encabezado por Fabricio Alvarado) que ellos también han sido investigados por hechos similares y estructurales paralelas y que deberían criticarlas con el mismo ahínco que hoy atacan al PAC.

Paola Vega también cuestionó que los diferentes partidos no quisieron investigar la estructura paralela de la cual se acusó al excandidato presidencial Fabricio Alvarado, aduciendo que ese tema ya estaba en vía judicial, como también sucedió con la estafa del PAC.

Los diputados de la actual legislatura investigaron el caso, por segunda vez, pues tenían dudas sobre si el modelo de estafa de 2010 también se utilizó en las campañas de 2002 y 2006; además, buscaban probar que no solo Maynor Sterling y Manuel Antonio Bolaños (condenados a prisión) eran responsables por ese delito.

En las recomendaciones del informe votado hoy también se recomienda al Ministerio Público investigar, además de a Solís y Margarita Bolaños, a los más de 200 firmantes de los contratos falsos presentados en 2010.

Además, se pide apoyar una reforma para que los partidos políticos que estén morosos con el TSE, como es el caso del PAC en la actualidad, no puedan recibir deuda política.