Última Hora

Los diputados de oposición enfilaron este viernes sus críticas más ácidas hacia el Gobierno por la negativa de este a pagar la millonaria deuda que mantiene con la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).

Los airados reclamos llegaron en medio de la discusión en segundo debate del primer presupuesto extraordinario para la atención de la emergencia del COVID-19, presupuesto que excluyó del todo a la CCSS.

“Nosotros nos hemos equivocado, compañeros y compañeras, porque durante varias semanas le hemos dicho al Gobierno ayude a la Caja, apórtele recursos, como si fuera un favor que el Gobierno le tiene que hacer a la Caja, ¡no! Hoy quiero decirlo con todas las palabras: ¡Páguenle a la Caja! No es ningún favor, ¡Paguen!”, dijo exaltado el frenteamplista José María Villalta, quien añadió que el presupuesto sí incluye el pago de deuda pública al extranjero pero no a la institución de salud.

“¿Qué necesidad es más importante que la salud y la seguridad social de las personas?, ¿cómo no van a mandar en este presupuesto los recursos para la Caja? Como si fuera un vendedor que les está ofreciendo un gasto superfluo, ¡me hierve la sangre de la inoperancia, la falta de visión!

“Si es importante pagarle a unos inversionistas, eso sí es sagrado para el Gobierno, ¿y las deudas con la Caja?, ¿esas no importan?”, dijo molesto.

“Está bien la crítica, pero tenemos que exigirle al Poder Ejecutivo que en los próximos empréstitos haya un porcentaje para la Caja”, dijo a su vez el socialcristiano Pedro Muñoz, quien ha venido insistiendo por la definición de un plan de amortización para esa millonaria deuda.

Jonathan Prendas, de Restauración Nacional, invitó a su vez a los demás legisladores a condicionar la votación de esos venideros presupuestos extraordinarios a la inclusión de esas partidas específicas de ayuda a la institución de Salud.

Crisis

La discusión se origina luego de que este miércoles el directivo de la Caja, Mario Devandas, hiciera pública la negativa del Gobierno a pagar la deuda que mantiene con la institución, alegando que no tiene los recursos para tal fin.

Esa negativa se hizo en una reunión que sostuvo la Junta Directiva de la CCSS con los ministros de Hacienda y Planificación, el presidente del Banco Central y el propio presidente Carlos Alvarado.

El jueves, tanto el ministro Rodrigo Chaves como el propio mandatario confirmaron que el Estado no puede honrar en estos momentos esas cifras solicitadas por la Caja para sostener sus finanzas en momentos en que la emergencia del Coronavirus ha afectado seriamente sus ingresos.

Alvarado confirmó que en el próximo presupuesto extraordinario vendrá una partida de ₡33.000 millones para paliar la disminución en la base mínima contributiva que el Gobierno solicitó a la institución para atender la pandemia.

Además, anunció la creación de una comisión especial mixta que permita encontrar ese balance entre las necesidades de la Caja y las del Estado, todo esto en medio de la emergencia.

La directiva de la CCSS anunció a su vez una reunión con los jefes de fracción de la Asamblea Legislativa y los medios de comunicación para exponer su precaria situación económica, que según Devandas amenaza con detener la construcción de los hospitales de Puntarenas, Turrialba y Cartago, así como las torres médicas del Hospital México, San Juan de Dios y Nacional de Niños.

Eso, según Devandas, sería la antesala de la quiebra de la institución.

“Pueden tener la confianza los costarricenses de que estamos trabajando para resolver eso y encontrar ese balance. El Gobierno de la República jamás, menos hoy, dejará a la Caja sin los respaldos para cuidarnos como país, de eso pueden tener mi garantía como presidente”, expresó Alvarado, sin detallar eso sí ninguna de las alternativas que, dijo, se han presentado al respecto.