Última Hora

El inminente traslado la labor parlamentaria al nuevo edificio de la Asamblea Legislativa permitirá la creación de un nuevo museo en el país.

El llamado “Castillo Azul”, que hasta el día de hoy alberga las oficinas de la Presidencia del Congreso y las dos secretarias, se convertirá próximamente en el Museo de la Democracia.

En su primera etapa la exhibición tendrá tres salones permanentes: uno dedicado a las etnias, otro a los derechos humanos y un tercero a las mujeres parlamentarias.

“En este museo se expondrán los testimonios de quienes forjaron nuestra patria. Aquí los costarricenses comprenderán cuán arduo fue el trabajo de los hombres y las mujeres que moldearon nuestra nación, que se propusieron heredarnos una sociedad inclusiva, participativa y representativa, que nos permite vivir hoy en una de las democracias más sólidas del mundo, que ostenta una robusta red de seguridad y solidaridad social”, expresó el presidente del Congreso Eduardo Cruickshank.

El Museo tendrá entre sus fines la creación de un espacio cívico, pedagógico y cultural dedicado a la Democracia. En él se podrán efectuar actividades relativas a capacitación, educación y divulgación, de contenido jurídico y sociopedagógico en materia democrática, legislativa, electoral e histórica en dicho espacio.

Este miércoles Cruickshank firmó junto al presidente del Tribunal Supremo de Elecciones, Luis Antonio Sobrado, y la directora del Museo Nacional, Rocío Fernández, el convenio de cooperación que sustentará la creación de este nuevo recinto.

La inauguración del Museo de la Democracia está prevista para que coincida, el próximo año, con las fechas de celebración del bicentenario de la Democracia Costarricense.