Última Hora

El diputado de Restauración Nacional, Melvin Núñez, se refirió este martes a la directriz que emitió el Ministerio de Salud para hacer obligatoria la aplicación de la vacuna contra el COVID-19 en los empleados públicos y privados.

El legislador, quien recientemente debió ser hospitalizado por complicaciones relacionadas con el virus, reiteró su posición ya conocida sobre el fármaco, que calificó como "experimental".


“Me parece irresponsable por parte del ministro de Salud que quiera obligar la vacunación a empleados públicos e insiste a patronos a obligar a otros a ponerse esta vacuna experimental.

“Señor Daniel Salas, no somos ratas de laboratorio, tenemos más de un 90 % de compatibilidad, pero no somos ratas y los ticos no le vamos a permitir utilizarnos en los negocios de estas vacunas y espere demandas contra derechos humanos y denuncias múltiples”, aseguró.

Añadió que los protocolos de los hospitales son los que están provocando caos en estos y que pronto dará una conferencia “para decir todo lo que pasó conmigo en la hospitalización”.

La CCSS reveló, la semana anterior, que el diputado, quien permanecía internado en el Hospital Psiquiátrico de Pavas, exigió salir de ese centro médico en contra de la recomendación de los especialistas.

Este lunes, Núñez regresó a la Asamblea Legislativa tras dos semanas fuera.