Última Hora

El diputado del Partido Unidad Social Cristiana, Óscar Cascante, aseguró esta mañana que no recibió “absolutamente nada” de los presuntos líderes narco que visitaron su despacho en al menos 13 oportunidades; e insistió, una y otra vez, que siempre actuó de buena fe.

Lo hizo en el seno de la comisión que investiga la supuesta infiltración del narcotráfico en municipalidades y otros actores públicos; y que incluyó, desde hace algunas semanas, a los seis actuales legisladores que como Cascante recibieron en sus oficinas a Luis Cartín, Alejandro Cartín y/o Roger Soto, investigados por supuestamente dirigir una banda criminal.

“Yo no he recibido ningún dinero por una función que no sea la de diputado, no tengo necesidad de recibir ni de ellos ni de ninguna otra empresa, eso lo rechazo, no he recibido absolutamente nada”, dijo el socialcristiano ante la consulta donde se escucha a uno de los sospechosos asegurar que había que darle dinero (a Cascante).

“Efectivamente salió ese audio, pero no es una conversación conmigo, es algo que ellos dijeron”, afirmó.

Cascante, primero en comparecer de los diputados señalados, insistió que no conocía a los sospechosos sino hasta que se acercaron a pedirle su ayuda para agilizar trámites en proyectos habitacionales que estaban tratando de llevar adelante para el beneficio de las diferentes comunidades.

Como ejemplo, el diputado aseguró que el primero de estos fue un proyecto habitacional en la Zona Sur que se quería construir en una zona donde se negó el permiso de construcción debido al efecto que el huracán Juana tuvo en la zona, que finalmente se declaró inhabitable.

Añadió que él las conoció como “personas honestas”, hombres de la construcción y que no tenía ninguna posibilidad de determinar si están en algún problema legal pues ni siquiera eran personas de la provincia.

“Las conocí como personas de la construcción, en apariencia honestas, yo no tengo la posibilidad de determinar si están en algún problema legal, no tenía cómo cuestionarles que estuvieran en algo ilegal (…) Yo parto del principio de inocencia y actuó así, de buena fe”, dijo.

Públicos

Cascante precisó que al único que conocía de antemano fue a Soto pero porque ganó una licitación en la escuela donde él era educador. Eso sucedió en enero de 2018, poco antes de ingresar a Cuesta de Moras.

Su primera reunión con estos sujetos tuvo lugar el 3 de mayo de ese año y la última el 24 de mayo pero de 2021, pocas horas antes de que fueran detenidos bajo sospechas de narcotráfico y lavado de dinero.

“Vean que yo los atiendo un día antes de ser detenidos, yo no podía determinar que estuvieran en nada ilícito.

“Además yo no me reuní en bares o en hoteles, fueron reuniones públicas, siempre fueron transparentes, de conocimiento de muchas personas, nunca fueron reuniones privadas, coordinadas en su mayoría en el despacho”, añadió.

Luis Ramón Carranza (PAC) cuestionó cómo era posible que él no sospechara de esos sujetos durante tanto tiempo y cómo los dejó ingresar a su despacho sin ninguna verificación.

“Yo no vi recursos crecientes en estas personas para levantar sospechas. (…) Si hubiera sabido no las hubiera recibido, no tenía ningún conocimiento de ningún señalamiento, jamás los hubiera atendido”, añadió.

Durante su larga comparecencia, Cascante insistió en que él solo sirvió de enlace entre entidades y los sospechosos, coordinando reuniones entre ambos para agilizar la posibilidad de que los proyectos vieran la luz, pero siempre en un ánimo de ayudar al desarrollo de las comunidades.

Añadió que su campaña electoral la financió con deuda pública del partido y préstamos y criticó que su nombre haya sido mencionado de forma “grosera” en diferentes publicaciones.

“En donde han mencionado mi nombre han sido muy groseros, porque se dice que yo favorecí a narcotraficantes. Yo nunca tuve una relación con un narcotraficante que yo tuviera conocimiento, sino personas ligadas a la construcción de proyectos.

“Nunca jamás mis principios me van a alcanzar para ayudar a personas que estén moviendo capitales de ese nivel, yo gasté muchísimo tiempo, energía, para apoyar proyectos que ellos tenían en diferentes zonas del país, especialmente en Puntarenas. Gracias por permitirme aclarar eso”, finalizó.

Cascante es investigado penalmente por el presunto delito de tráfico de influencias y es, de todos los diputados señalados, el más cuestionado por las reiteradas visitas que recibió en su despacho por parte de supuestos líderes del narcotráfico que hoy permanecen detenidos.